USA unterstützen kubanische Exilopposition

Veröffentlicht auf von nadjalika

Cuba condena a 15 años de cárcel a contratista EEUU
sábado 12 de marzo de 2011 17:40 GYT
 

Por Nelson Acosta

LA HABANA (Reuters) - Un tribunal cubano condenó a 15 años de cárcel al estadounidense Alan Gross por delitos contra la seguridad del Estado, dijo el sábado la televisión estatal, en un caso que revivió la tensión entre ambas naciones enemigas de la Guerra Fría.

Gross, de 61 años, fue detenido el 3 de diciembre del 2009 por introducir en Cuba equipos ilegales de comunicación satelital financiados por un programa del Gobierno estadounidense para promover cambios políticos en la isla.

"La Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial Popular de La Habana impuso este viernes una sanción de 15 años de privación de libertad al estadounidense Alan Phillip Gross por el delito de actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado", dijo una nota oficial leída en la televisión.

La Fiscalía había solicitado inicialmente una sanción de 20 años de cárcel por cometer delitos contra la seguridad del Estado.

Según el comunicado, el acusado "reconoció haber sido utilizado y manipulado" por Developments Alternatives INC, una empresa que lo contrató para ejecutar en Cuba un programa de la Agencia para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID, por su sigla en inglés), que destina unos 40 millones de dólares al año para promover cambios en la isla.

Estados Unidos describió el fallo judicial como "otra injusticia" e instó a las autoridades cubanas a liberar al contratista estadounidense.

"La sentencia de hoy añade otra experiencia terrible de injusticia hacia Alan Gross. Ha pasado ya demasiados días en prisión y no debe pasar uno más", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, en un comunicado.

"Instamos a la liberación inmediata del señor Gross para que pueda regresar a casa con su esposa y su familia", dijo.

El juicio tuvo lugar el viernes y el sábado pasado en La Habana, a donde asistió su esposa Judy Gross, quien ha abogado por la excarcelación de su marido por razones humanitarias debido a que su hija de 26 años y su madre de 88 están padeciendo de cáncer.

GROSS PUEDE APELAR AL SUPREMO

El abogado de Gross, Peter Kahn, dijo poco después de conocer la sentencia que la familia está "devastada por el veredicto y la fuerte sentencia anunciada hoy".

"Alan y su familia han pagado un enorme precio personal en la larga data de la contienda política entre Cuba y Estados Unidos", dijo en un comunicado.

La Habana precisó que Gross podrá interponer un recurso de apelación ante la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular.

Durante el juicio se demostró la participación directa de Gross "en un proyecto subversivo del Gobierno de Estados Unidos para tratar de destruir la revolución mediante el empleo de sistemas de infocomunicaciones fuera del control de las autoridades (...)", señaló el texto.

El caso del contratista reanima las hostilidades entre Cuba y Estados Unidos, frenando en seco un ligero acercamiento iniciado por el presidente Barack Obama, quien propuso relanzar los intercambios con las autoridades cubanas al llegar al poder en el 2008.

Cuba sostiene que la detención de Gross ilustra los esfuerzos de Washington para alentar cambios políticos en la isla de Gobierno comunista.

Estados Unidos, en cambio, dice que Gross sólo trataba de ayudar a mejorar el acceso a internet a la comunidad judía de Cuba y exhortó nuevamente esta semana a La Habana a que libere al contratista estadounidense.

Algunos analistas y diplomáticos occidentales sostienen que Gross sería liberado por razones humanitarias.

(Reporte de Nelson Acosta; editado por Marcel Deza)

Veröffentlicht in Politik

Um über die neuesten Artikel informiert zu werden, abonnieren:
Kommentiere diesen Post